La agonía laboral de los conductores del Transantiago

Relatos de los conductores del transantiago “Estamos peor que antes. Antes por lo menos no respetaba la gente .Ahora nos asaltan los mismos pasajeros. Nos pasan agrediendo. El relato de Fernando Olivares Rojas presidente del  sindicato SuBus Chile S.A, una vez me pegaron un ‘maletero’, que es cuando uno va manejando y no para, donde el pasajero quiere y viene y te pega el combo. En la autopista hasta me han enterrado la punta de un paraguas en la cara”, explica Fernando Rojas y  unos de los cuantos  conductores del Transantiago. El Ministerio de Transporte no prometió cabinas, cámaras de seguridad y otras medidas para proteger a los choferes que, como él, cumplen turnos de noche en zonas peligrosas. “Nos ofrecieron de todo, estaban todos alucinados con lo que estaban prometiendo. Nos prometieron hasta botón de pánico. Nunca llegó”.

Otro dirigente  don: Marco Silva González Presidente y Vocero de Sindicato Interempresa de Trabajadores del Transantiago Vule S.A Metropolitana, El dirigente denunció que algunos choferes tienen jornadas de hasta quince horas, dependiendo de donde viven sólo logran dormir hasta 5 horas diarias. En el día tenemos una hora de descanso, más la media hora de colación, almorzamos en cualquier lugar,  En tanto, como no hay tiempo ni lugar para detenerse durante los recorridos, mucho menos lo hay para comer. “Viven comiendo Chocman, bebidas y sopaipillas. La conducción de cuatro horas continuas muchas veces es sobrepasada, ya que hay recorridos que duran por sí solos más que eso. En tanto, los software que utilizan las empresas para distribuir las 45 horas en los seis días trabajados, muchas veces no respetan códigos y terminan asignando jornadas extenuantes que pueden sobrepasar las 12 o 15 horas continuadas de conducción Hay quienes denuncian que hay trabajadores que han recurrido incluso a los pañales. Por esto, es común que los conductores terminen orinando al interior de botellas que desocupan al llegar al terminal o en los mismos fuelles de los buses, los arboles e incluso las esquinas son habituales para los trabajadores.

Los choferes del transantiago no dicen a nuestro medio de comunicación diario el minuto  “Las autoridades no escuchan a los trabajadores, escuchan a los que quieren, a los sumisos. Tenemos un sin número de reclamos en la Inspección del Trabajo que ahí mueren, nadie las escucha”. Los choferes  aseguran  que: en comparación a los sueldos recibidos con el sistema de las “micros amarillas” (un trabajador en promedio podía recibir cerca de 700.000 mil pesos), ahora perciben en promedio cerca de 50% menos de remuneraciones.

El vocero también se refirió a la situación de los dirigentes sindicales y aseguró que estos son amedrentados por las empresas. “Cuando eres un peligro te aprietan donde más te duele: el bolsillo.

Yo recibo $ 300.000 pesos de sueldo (gana 530.000 mil pesos). Como la empresa sabe que soy dirigente no pueden desvincularme, muchas veces me quitan el transporte y llegó atrasado al trabajo; me descuentan (Según Marco Silva) por llegar atrasado 11 minutos $ 20.000 mil pesos por no cumplir con las horas establecidas. En sumas cuenta existe un hostigamiento laboral a muchos presidentes por ser parte de la voz trabajadora. A menudo, los trabajadores  saben que pueden recurrir a la Dirección del Trabajo y denunciar estas situaciones. “La Inspección del Trabajo les pasa multas y para ellos no es nada. El fisco les subvenciona el petróleo, los tags. Ahora les van a poner wi-fi a los buses y las máquinas están que se caen. Y  los conductores están en las peores condiciones laborales muchos de ellos están enfermos con diabetes, hipertensión la gota, estresados  ya que muchos choferes están con depresión y con medicamentos como ansiolíticos y antidepresivos. Qué seguridad tienen  los pasajeros habituales del transantiago, si a un no han mejorado la condiciones laborales de los conductores.

 

Share This: