Alejandra Bravo (Presidenta del PRI): “Viaje de Bachelet a Cuba demuestra un evidente contrasentido”

En forma categórica, Alejandra Bravo, presidenta del Partido Regionalista Independiente (PRI), al igual como lo han planteado los otros partidos de Chile Vamos, calificó como “un contrasentido el viaje de Michelle Bachelet a Cuba, luego del fracaso que obtuvieron en los recientes comicios presidenciales, en donde nuestra propuesta política de Chile Vamos ganó, contundentemente, las elecciones. Entonces,  va a Cuba ¿a qué?, ¿a mostrar un trofeo? Claramente, no”.

La dirigente del PRI, quien en la jornada de hoy se reunió como es habitual los lunes con los voceros de Chile Vamos, sostuvo “ni siquiera quiero pensar que Michelle Bachelet fue a dar algún tipo de explicación a Cuba, porque lo que trataron de instalar ella como Presidenta de la República con la incorporación del Partido Comunista dentro de la Nueva Mayoría y dentro del gobierno, con dos Ministerios (de Desarrollo Social y el de la Mujer y Equidad de Género), no se entiende qué sentido tiene el viaje de la Mandataria a ese país,  en medio de una fuerte derrota electoral en la que además, Sebastián Piñera con Chile Vamos, la ganamos desde el centro político”. 

Agrega en cuanto a los dichos de Bachelet en el sentido de sentirse conforme por lo avanzado en sus cuatro años de administración en materia de DD.HH., que “le quiero recordar a la Presidenta, (Michelle Bachelet) que si hubo un Presidente que, de verdad, fortaleció el Instituto Nacional de Derechos Humanos fue Piñera, etapa donde hubo hitos respecto de las violaciones a los derechos humanos que se llevaron a cabo durante la dictadura militar, se dieron bajo la administración de Piñera, quien en un período de cuatro años tomó la decisión y no le tembló la mano de cerrar el Penal Cordillera. En cambio, en el caso de Michelle Bachelet lo anunció, probablemente ilusionó a mucha gente de su sector con esa idea de cerrar Punta Peuco y no lo hizo y no lo hará en lo que resta de su gobierno. Entonces, hay cosas que son más bien enunciados y titulares, pero que, en la práctica no existen, no se cumplen. Siempre, Michelle Bachelet se contradice respecto de lo que dice y lo que hace. Y, por lo mismo, nadie entiende qué hace en Cuba”.

¡Dar una orden de partido es dinamitar la coalición”

Por su parte, el presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, al término de la reunión de Chile Vamos se refirió a las declaraciones formuladas por el diputado, Felipe Kast, en el sentido de mostrarse partidario de dar luz verde a la idea de legislar el proyecto de identidad de género, asegurando el líder de RN que no existe una orden de partido, como bloque de centro derecha para oponerse a la medida. Esto, sostuvo, porque “dar una instrucción, una orden de partido es dinamitar la coalición”.

Sobre este punto, Alejandra Bravo –timonel del PRI- reiteró que no hay una orden de partido sobre cómo enfrentar este tema y lo que se pretende, dijo, “junto al Presidente electo, Sebastián Piñera es construir un proyecto acabado, bien estructurado y, en definitiva, bien hecho”.

Otro de los temas que se abordó, en el marco de la reunión de Chile Vamos es la situación de la Democracia Cristiana, tras la salida de Mariana Aylwin y otros 30 representantes del llamado “Progresismo con Progreso”. Alejandra Bravo, al respecto, afirmó: “La renuncia de Mariana Aylwin  y de otros camaradas de la DC es un proceso doloroso. Nosotros, como dirigentes del PRI lo sabemos muy bien, también nos tocó renunciar a ese partido hace nueve años, cuando precisamente expulsaron a uno de los líderes nuestros y la convicción más profunda que teníamos cuando renunciamos es que la Democracia Cristiana iba a llegar a un punto de izquierdización que le iba a impedir seguir siendo un partido hegemónico dentro de lo que, entonces, era la Concertación y con la Nueva Mayoría fue lapidario cómo borraron del mapa este quehacer de las políticas públicas de un gobierno desde la mirada del centro político”.

La presidenta del Partido Regionalista Independiente insistió en que “se debe respetar la decisión de algunos DC y respetar los procesos internos. “Ellos, tendrán que ver cómo maduran su renuncia. La tarea de reconstrucción del centro político que se ha impuesto el PRI, incluye la corriente de Progresismo con Progreso que se separó, definitivamente, de la DC, así como también, las de aquellos movimientos sociales, sindicales, corrientes de opinión y todos aquellos que tengan vocación de centro”.

Prensa : Daisy Castillo Triviños

Share This: